Teléfono: +34 941 221 055

La alegría

Publicado en Adultos - abril 2013

La alegría es la consecuencia de la consecución de un logro,  o la relajación de una tensión. Se expresa con agitación general, es entonces cuando surge “la risa” que si es muy intensa puede ir acompañada de gritos, saltos, lágrimas  etc.¿Cómo te sientes cuando te ríes con ganas?,  La mayoría de las veces no somos conscientes de los beneficios de la risa, la sonrisa y su motor: la alegría.

Ser alegre es una forma de estar en la vida es una garantía de salud proporciona inmejorables beneficios a nuestra salud física y psíquica. Los expertos indican que cuando una persona se ríe mueve mas músculos que en ninguna otra actividad.

Al reírnos segregamos endorfinas, opiáceos naturales altamente estimulantes; reír reduce la presión arterial, relaja, rejuvenece, acelera los latidos cardiacos, favorece la circulación sanguínea, nos hace olvidar errores….. Pero no solo esto, sino que la risa, el humor, la alegría aumentan la barrera inmunológica. Pero las virtudes de la alegría y el humor no acaban aquí. El efecto de una sesión de carcajadas es un potente analgésico.

Un consejo que ya puso en práctica a mediados de la década de los 70 el periodista médico Norman Cousins  Este advirtió entonces que “diez minutos de carcajadas eran para él, el mejor analgésico y un sedante magnífico, pues le permitían un sueño reparador y sin dolor durante dos horas”Aprender a reír es, sin duda, la medicina más barata, pero resulta cada vez más difícil de conseguir.

Nacemos con ella, y con apenas 36 horas de vida el bebé ensaya sus primeras sonrisas. Algunos meses después, el niño es capaz de reír hasta 300 veces al día, pero, a medida que crecemos, la risa se va apagando poco a poco. “El adulto sigue unas convenciones y, en ocasiones, no se ríe porque resulta demasiado escandaloso o porque no lo considera apropiado. Es tal la represión que se autoimpone, que el promedio de risas en esta etapa no sobrepasa las 20 y a edad más avanzada a duras penas llega a las diez o doce diarias”, explica José Elías.

Como dijo Groucho Marx, “la risa es una cosa muy seria”.