Teléfono: +34 941 221 055

Inteligencia emocional

Publicado en Adolescentes, Adultos, Niños - febrero 2011

Siempre que hablamos y/o escuchamos comentarios sobre la inteligencia, lo primero que pensamos es en aquella capacidad que nos ayuda, o nos sirve para tener buenos resultados académicos, los que todos conocemos como Cociente Intelectual. Pero pocas veces pensamos en esa otra inteligencia, igual de importante que es la anterior, y que sin lugar a dudas nos ayudadará a vivir en mayor armonía.

Esa disposición que nos permite tomar las riendas de nuestros impulsos emocionales, comprender los sentimientos de nuestros semejantes, manejar amablementen nuestras relaciones o desarrollar la capacidad de enfadarse infrecuentemente.

Todas estas capacidades que otorgan a las emociones, un papel central en el conjunto de aptitudes necesarias para vivir. Todo ello nos permitirá el equilibrio emocional, que contribuye a proteger nuestra salud y nuestro bienestar.

En sentido amplio, canalizar las emociones hacia un fin productivo, (en vez de que nos hagan sufrir), es una aptitud maestra, ya sea para controlar los impulsos o demorar las gratificaciones, regular nuestros estados de ánimo, motivarnos a nosotros mismos y no “tirar la toalla”, hacer frente a los contratiempos y encontrar formas de actuar de manera eficaz, demostrar el gran poder que posee y haber aprendido a desarrollar nuestra inteligencia emocional. Si desde niños, en el hogar y/0 en la escuela enseñamos estas destrezas a los pequeños, su salud presente, futura y su bienestar emocional estará garantizado.