El regreso

Publicado en Adultos, Jóvenes, Niños - septiembre 2013

De nuevo un verano se acaba y un curso nuevo está COMENZANDO, con proyectos nuevos, ilusiones, cosas por hacer… A todos, igual niños que mayores, nos cuesta entrar en la rutina y  para que esta situación no se nos haga un poquito difícil, tener planes, proyectos, cosa nuevas que comenzar, nos hace sentir bríos nuevos para la etapa que ha de comenzar.

Es bueno proponerse cosas cuando esta etapa empieza, aunque no demasiadas, es posible que si no,  no podamos abarcarlas todas  nos desilusionemos y abandonemos. Tanto los adultos como  en los niños es conveniente planificar el  tiempo libre para realizar aquellas aficiones que nos gustan, nos divierten y nos hacen sentir muy bien. Los niños deberán tener tiempo para jugar, en vez de  estar siempre de un lado para otro, realizando múltiples actividades de aprendizaje, el juego les enseña más, de lo que los adultos podemos imaginar.

Simplifiquemos la vida siendo uno mismo,  aprendiendo a reír, tomándose el tiempo necesario para mirar una puesta de sol, sencillamente diga no, si así lo considera, cuide su cuerpo es la morada donde vive, cuide y cultive la mente, cultive y potencie los buenos sentimientos, ame y sienta el amor de los demás…

La diferencia entre una persona que se siente feliz y otra que no, lo está  en la cantidad de malos momentos que la vida le depara, sino en la manera en cada uno es capaz de afrontarlos. En definitiva disfrutar de los momentos  agradables que la vida  va poniendo a cada uno delante, de cada pequeña cosa.   Aceptar lo irremediable procurando no hacer un gran drama, sin perder la paz y la compostura de espíritu.

Sabemos que no es fácil pero debemos intentarlo.  Cada día la vida nos ofrece algún motivo para sonreír  HAGÁMOSLO