Acoso escolar bulling

Publicado en PsicoBrain - enero 2015

El maltrato a compañeros en el ámbito escolar, es algo que preocupa porque aumenta  de manar alarmante y cada día se dan más casos, unos con desenlaces más dramáticos que otros, pero todos muy preocupantes. Esos niños agresivos que hacen de la fuerza una manera de relacionarse, no deben dejar impasibles a los adultos. El deber de cualquier persona que sabe o presencia situaciones de abuso, es intervenir  adecuadamente para que no ocurra.

Para que digamos que existe Bulling no puede ser una pelea que es esporádica, ni una broma puntual, ni una discusión entre iguales. Se trata de una persona o varias que intimidan a otro, utilizando la fuerza física o psicológica, siempre buscan a un chico más débil, lo hacen de forma reiterada y ninguno de los que lo rodean o miran (compañeros) hacen nada para que cese esa situación.

Existe intención de hacer daño, utilizan amenazas, burlas, se insulta se pega, se humilla, se intimida, se chantajea, se aísla, pone en ridículo a la víctima……….

Para el chico/a que agreden, es difícil hablar, siente vergüenza se siente culpable, piensa que algo habrá hecho para que le pase eso   y todo esto perpetua el acoso.

Padres, profesores  y   adultos significativos pueden sospechar que algo está pasando por la conducta de chico/a. Se vuelven mas retraídos, no quieren acudir al colegio, se aíslan, están triste, no sale con amigos, cambio de hábitos en sus patrones de sueño y alimentación, cambios de humor… en caso de sospecha de que algo puede esta ocurriendo se debe averiguar si esa sospecha es cierta, obtener información de amigos, hermanos y profesores. Si se confirman las sospechas se debe de actuar principalmente  manteniendo la calma. No se debe actuar directamente contra el supuestamente agresor.

La sociedad NO debe de admitir este tipo de comportamiento y para ello deberemos trasmitir con nuestro ejemplo a los jóvenes la importancia de resolver conflictos de manera adecuada. Denunciar aquellos que se creen superiores y utilizan la violencia para relacionarse. No podemos pasar de largo ante estos hechos, debemos animar a los jóvenes a confiar en que la comunicación en casa ayudará a solucionar ese problema.